Fernando Sor en la Reseña Histórica de la Escolanía de Montserrat de Baltasar Saldoni (1856)

En los últimos meses de 1856 se publica en Madrid (imprenta de Repullés) la Reseña histórica de la escolanía ó colegio de música de la Vírgen de Montserrát, en Cataluña, desde 1456 hasta hoy día. Su autor, Baltasar Saldoni, animado por Edgardo, que no era otro que el escritor y periodista musical Eduardo Velaz de Medrano (que algunas noticias sobre la guitarra vertería en sus crónicas) se propone realizar, buscando la sustancia y no el modo, una reseña histórica de la institución en la que el mismo estudió durante cuatro años y medio, desde marzo de 1818 hasta mediados de 1822.

La loa que hace Saldoni del colegio de música de Nuestra Señora de Montserrat resulta, si no exagerada, por lo menos una muestra del aprecio que, más de treinta años después, seguiría profesando por la institución:

Tal vez este corto escrito sea el hincapié del deseo de averiguar y saber mas, para demostrar al Orbe entero que cuando eran tenidos por semi-bárbaros los hijos de España, la nacion española poseía un colegio en donde se enseñaba el arte mas á propósito para endulzar el corazon y suavizar las costumbres. Entonces se sabrá que la España tenia un colegio de música en una época en que ninguna nacion moderna, probablemente, ni lo habia proyectado; y entonces, por fin, admiraremos con el debido respeto los sabios varones que, merced al influjo de nuestra religion y de sus ministros, en todas las carreras distinguidas, en todas las dignidades y en todos los destinos mas encumbrados de la nacion, ha producido el plantel de alumnos conservado en el colegio de música de Nuestra Señora de Montserrát.

Monasterio de MontserratY entre ese plantel de alumnos al que se refiere Saldoni, aunque su llegada al colegio se produciría casi treinta años antes, en 1790, y no coincidirían en Montserrat como escolanos, se encontraba Fernando Sor. Así que Saldoni, que había tenido trato con el guitarrista cuando ambos se encontraban en París, no deja de mencionarlo en la Reseña en un par de ocasiones, si bien de modo muy sucinto. La primera lo hace tras describir los estudios musicales y no musicales de los escolanos y de hablarnos de la vida sumamente metódica, casi monástica, que éstos llevaban en Montserrat. Saldoni parece atribuir a esta vida rígida y a la casi total privación de contacto con las familias, a las que sólo podían ver por lo regular una vez al año dos o tres días en determinadas horas y aun acompañados de otro condiscípulo, el hecho de que sólo dos escolanos se hubiesen dedicado en su vida adulta a escribir para el teatro, él mismo y Fernando Sor.  He aquí su texto:

Y esta es también la causa por qué de tantos profesores aventajados como han salido de la Escolanía (y probablemente por la índole de educación música que recibían, ó por no ofrecer una posición ventajosa) solo dos, que sepamos, se dedicaron á escribir para el teatro. Estos son, el compositor D. Fernando Sor, que estudió por los años del noventa y uno al noventa y cuatro del siglo pasado, y el que escribe estos renglones que lo verificó desde el año diez y ocho al veinte y dos de este siglo.

Habla aquí Saldoni del año 1791 como el de entrada de Sor en Montserrat y del de 1794 como el de salida aunque, unos años más tarde, en sus Efemérides corregirá el dato diciéndonos que “estudió música en Montserrat desde 1790 á 1795”. Aunque no se ha llegado todavía a establecer con exactitud el periodo exacto de estancia de Sor en Montserrat y las fechas de entrada y de salida, las últimas proporcionadas por Saldoni parecen ser correctas. Veamos qué dicen los dos más importantes biógrafos actuales de Sor.

Brian Jeffery en la segunda edición de su Fernando Sor, Composer and Guitarist se refiere a la entrada en la Encyclopédie Pittoresque de la Musique de A. Ledhuy y H. Bertini (París, 1835), en la que se dice que el nuevo Abad del monasterio de Montserrat, José Arredondo, tuvo noticias de Sor y ofreció a su entorno familiar que el chico pudiese pertenecer a la escolanía del monasterio. La entrada de Sor en Montserrat representaría una opción interesante para su formación y educación que, tras la muerte de su padre, no podía seguir fácilmente por los caminos previstos. Según Ledhuy y Bertini la madre de Sor aceptaría la oferta y consentiría, llevando a su hijo ella misma a Montserrat. Como José Arredondo se convertiría en abad de Montserrat en 1789 (ya lo era, al menos, en septiembre de ese año, cf. RIBAS i CALAT, Benet: Historia de Montserrat (888-1258), Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat, S. A., 1990: p. 224, nota 640), Jeffery concluye que la llegada de Sor a la escolanía podría fecharse en 1789 ó 1790 cuando Sor contaría once o doce años.

Josep María Mangado, por su parte, en su artículo Fernando Sor: Aportaciones biográficas, un trabajo inserto dentro del magnífico volumen del Sor Studies o Estudios sobre Fernando Sor, se refiere también a la Encyclopédie y sitúa la llegada de Sor a Montserrat una noche del último trimestre de 1790, esto es, entre comienzos de octubre y finales de diciembre de ese año. Apoya su hipótesis en dos razones: una, la fecha de la muerte del padre de Sor, Joan Sor Bargibant, acaecida el 19 de marzo de 1790 y, otra, la propia narración en la Encyclopédie de Ledhuy y Bertini (que podría ser un texto escrito por el propio Sor) en la que se dice que la llegada se produjo una noche en la que empezaban los preparativos para las fiestas de Navidad.

En cuanto a la fecha en la que Sor dejaría el monasterio, Mangado apunta al mes de enero o a principios del de febrero de 1795 y marca un límite, un terminus ante quem: el 24 de febrero de 1795, fecha del alistamiento de Sor como voluntario en los tercios de Miqueletes. Así que, en el más extenso de los casos, Sor habría estado en Montserrat durante cuatro años y once meses y, en el más probable, durante cuatro años y medio, a lo que, de hecho, parecen apuntar los tres autores que hemos citado.

La segunda de las menciones a Fernando Sor en la Reseña de Saldoni se engloba dentro de lo que denomina “Catálogo de los discípulos mas notables que han salido de Montserrat, y que han llegado hasta nosotros sus nombres, en el siglo XVIII.” Lamentablemente, bien por lo reducido del formato, porque en ese momento no tuviese muchos más datos sobre Sor o, precisamente, por todo lo contrario, no dedica más que once cortas líneas a informar sobre el guitarrista:

Señor don Fernando Sor, de Barcelona. Por ser tan conocido como notable guitarrista y compositor, nos creemos dispensados de hablar de él, supuesto también que ya se han publicado algunas noticias suyas biográficas en Francia y España: solo sí diremos que estudió en Montserrat por los años 1791 al 95, siendo su maestro el padre Viola, y que estando en aquel colegio, hacía con la guitarra cosas prodigiosas que admiraban á sus condiscípulos y á cuantos le oían.

Seguramente, al mencionar Saldoni noticias biográficas publicadas en Francia y en España tenga en mente la francesa Encyclopédie Pittoresque que ya hemos mencionado y la española Gaceta musical de Madrid en cuyo número 29 de 19 de agosto de 1855 se publicó un pequeño texto bajo el título del Noticias biográficas de D. Fernando Sor, según Mr. Fétis.

Luis Briso de Montiano
Enero de 2014
Esta entrada ha sido visitada en 316 ocasiones

Print Friendly

Etiquetas:,